ACCIÓN 13 Noticias

Tu privacidad es importante para nosotros y por eso hemos tomado medidas para evitar que sea comprometida y solo usamos Cookies de empresas partner que ofrecen garantías y son seguras.

Si continúas navegando por este sitio estarás aceptándolo así y nosotros nos comprometemos a no usar absolutamente ningún código o proceso que pueda afectar esa confianza depositada en nosotros.

Para más información, por favor consulte nuestra Política de Privacidad.

Hablamos con la Inteligencia Artificial usando el método dialectico…
¿Por qué pueden nuestros deseos hacernos infelices? Un análisis lógico y filosófico de las motivaciones humanas
Responderíamos al trascendental planteamiento zen

Jaime Edward Ospina Guzmán, Editor ACCIÓN 13 Noticias
Jaime Edward Ospina Guzmán,
Director Ejecutivo Fundación ACCIÓN 13.
En el campo de la comunicación, soy fundador de medios, escritor, conferencista, fotógrafo, llevó 26 años ejerciendo el periodismo en medios impresos y digitales.
X: @OspinaACCION13

Bogotá D.C., 28 de febrero de 2024. Sala de Redacción de ACCIÓN 13 Noticias. La existencia de los seres humanos se ha debatido siempre entre lo que queremos que sea, lo que debería ser y lo que realmente es, traducido esto como lo que anhelamos, lo que sería ideal que fuera y lo que es en la realidad el mundo que nos rodea. Desde el punto de vista de la filosofía se han ofrecido diversas interpretaciones a estos tres conceptos de la vida, nosotros haremos un recorrido por esos conceptos tratando de entender si el primero, el querer ser o lo deseado o anhelado, es realmente fuente de nuestras frustraciones e insatisfacciones como han sostenido algunas corrientes del pensamiento o, por el contrario, son un estímulo para la superación personal.

¿Por qué pueden nuestros deseos hacernos infelices? Un análisis lógico y filosófico de las motivaciones humanas

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

El método dialéctico es una herramienta filosófica utilizada para explorar y comprender la verdad a través del diálogo, el debate y la argumentación. Tiene sus raíces en la antigua Grecia, siendo uno de sus principales exponentes el filósofo griego Platón (428/27/24/23 – 348/47 a.C.).

Este enfoque se basa en el principio de que la verdad no es estática ni absoluta, sino que está sujeta a un proceso de cambio y desarrollo constante. Se lleva a cabo mediante el análisis de diferentes puntos de vista y la confrontación de ideas opuestas, conocidas como tesis y antítesis.

Así, utilizando la dialéctica platónica y la herramienta lógica que proporciona la Inteligencia Artificial de ChatGPT, nos proponemos responder a la pregunta contenida en el título de este artículo: ¿Por qué pueden nuestros deseos hacernos infelices?

Sin embargo, antes de abordar esta cuestión, es crucial plantear otra pregunta: ¿Acaso podemos afirmar que existen, al menos, tres tipos de realidad?

ChatGPT, toma la pegunta y responde con seguridad: “La afirmación de que existen al menos tres tipos de realidad puede ser objeto de debate y reflexión desde diferentes perspectivas filosóficas. Algunos podrían argumentar que existen múltiples niveles o dimensiones de realidad, cada uno con sus propias características y leyes subyacentes. Aquí hay una posible respuesta:

Desde una perspectiva filosófica, podemos considerar que existen al menos tres tipos de realidad: la realidad física, la realidad mental y la realidad social o cultural.

Realidad física: Este tipo de realidad se refiere al mundo material y físico que nos rodea, incluyendo objetos, organismos vivos, fenómenos naturales y el universo en su totalidad. Se puede estudiar y comprender a través de métodos científicos y observación empírica.

Realidad mental: La realidad mental se refiere a la experiencia subjetiva y la percepción individual del mundo. Incluye pensamientos, emociones, percepciones y experiencias internas que son únicas para cada individuo. Esta realidad se estudia en campos como la psicología y la filosofía de la mente.

Realidad social o cultural: Esta realidad se refiere a las construcciones sociales y culturales que influyen en la percepción y la experiencia humanas. Incluye normas, valores, creencias, instituciones y prácticas sociales que dan forma a la vida en sociedad. Se estudia en disciplinas como la sociología, la antropología y la teoría crítica.

Al reconocer la existencia de estos tres tipos de realidad, podemos comprender mejor la complejidad de la experiencia humana y cómo diferentes aspectos de la realidad interactúan entre sí. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta clasificación puede ser simplificada y que la realidad es un fenómeno multifacético que puede ser abordado desde múltiples perspectivas.”

Le interesa leer: La hicieron el filósofo australiano David Chalmers y el neurocientífico alemán Christof Koch…La apuesta sobre la consciencia que tras 25 años parece tener una solución (Nota publicada el 01 de agosto de 2023)

Le hice notar a ChatGPT, que si bien lo que acababa de decir era correcto, yo tenía en mente tres realidades, “Querer Ser”, “Deber Ser” y “Ser”, a lo cual la IA desarrollada por OpenAI, expresó: “Desde esta perspectiva, podríamos afirmar que existen al menos tres tipos de realidad: la realidad del "Querer ser" (nuestras aspiraciones personales), la realidad del "Deber ser" (las expectativas sociales) y la realidad del "Ser" (la realidad objetiva y existencial). Cada una de estas realidades puede influir en nuestra percepción y experiencia del mundo de manera única”.

El querer ser, el deber ser y el ser

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

ChatGPT, señaló también que “La afirmación de que existen al menos tres tipos de realidad puede ser considerada desde la perspectiva de los conceptos del Querer Ser, el Deber Ser y el Ser. Desde ese punto de vista tenemos que El Querer Ser se refiere a nuestras aspiraciones, deseos y visiones personales de lo que queremos llegar a ser. Es la realidad que creamos en nuestras mentes basada en nuestras metas, sueños y ambiciones. Podemos pensar en ella como la realidad ideal que buscamos alcanzar”.

En ese instante le interpelé: Pero el Querer Ser también puede ser visto como la forma en que tratamos de interpretar la realidad que nos rodea a partir de sobre imponer sobre ella nuestra propia y subjetiva forma de verla, deformándola.

Aquí podríamos usar ese clásico koan o reflexión del Budismo Zen: Contemplación es sentarte a ver el lago, sin tocar el agua, porque si la tocas la estas alterando, la estas modificando, por eso la inacción es la mejor forma de contemplación.

En el caso del Querer Ser vemos que cuando yo interpreto la realidad a través de lo que yo quiero que sea la realidad, la estoy modificando. Ahí surge la base para otra reflexión Zen: El deseo es la causa de la infelicidad, ¿Por qué?, porque la realidad, El Ser, no necesariamente coincide con lo que yo quiero que esta sea.

Recuerdo una anécdota personal que puedo usar como un ejemplo más claro: Cuando empecé hace casi treinta años a trabajar en ACCIÓN 13 el periódico impreso debía realizar múltiples menesteres, entre ellos el de vender ejemplares del periódico. En una ocasión, cansado de caminar me detuve en una esquina, cerca de una iglesia que los creyentes consideran milagrosa. Con curiosidad observe que las personas que salían de la iglesia pasaban frente a un árbol, lo tocaban, se persignaban y ponían una rodilla en el piso, oraban en silencio por unos segundos antes de seguir su camino.

Movido por la curiosidad crucé la calle y me acerqué al árbol. Lo miré con detenimiento y observé que de su corteza brotaba agua la cual caía al piso bañando el tronco. Mientras analizaba la situación se me acercó un hombre y me dijo: “Es un milagro de Dios, el árbol mana agua”, luego se persignó y puso una rodilla en el suelo, tal y como había visto a los otros hacer antes.

Cuando regresé a las oficinas del periódico redacté un derecho de petición a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado y pedí una visita al sitio donde se levantaba el árbol. Un tubo del agua se había roto y la presión hacia que el agua subiera por el árbol y lo anegara, si no intervenían rápido era posible que el árbol se pudriera, además del desperdicio obvio del líquido.

A la siguiente semana, también en domingo para coincidir con el momento de mayor afluencia de feligreses, regresé al sitio del árbol y noté que ya no manaba agua. En efecto, la empresa de acueducto había puesto fin al “milagro del árbol”, como después me lo harían saber en su respuesta al Derecho de Petición.

Así, en sus cabezas los que creían en un milagro divino, modificaron la realidad para hacer que fuera un milagro de Dios que hacía manar agua del árbol y no, como realmente sucedía, que un tubo de agua se hubiera roto. En ese contexto, las personas que creían en el milagro o no se enteraron o deformaron la realidad para que esté coincidiera con lo que ellos querían que ocurriera: Que un Dios invisible se tomaba la molestia de hacer gala de su poder haciendo manar agua del árbol.

Si pudieran entender su error, muy probablemente eso, la verdad, les causaría pena y frustración. En este caso el querer ser causaría infelicidad.

Escuchada mi argumentación ChatGPT, ripostó: “Tu reflexión sobre el ‘Querer Ser’ como una forma de interpretar la realidad desde una perspectiva subjetiva y deformante es muy perspicaz. El ejemplo que has compartido ilustra vívidamente cómo nuestras expectativas y deseos pueden influir en la forma en que percibimos y comprendemos el mundo que nos rodea.

Al intentar imponer nuestras propias ideas y creencias sobre la realidad, corremos el riesgo de distorsionarla y de no verla tal como es en realidad. En el caso del árbol que manaba agua, las personas interpretaron el fenómeno como un milagro divino, cuando en realidad se trataba de una avería en un tubo de agua. Esta discrepancia entre la percepción subjetiva y la realidad objetiva puede conducir a la frustración y la infelicidad cuando se confrontan con la verdad.

El concepto budista de que el deseo es la causa de la infelicidad resuena fuertemente aquí. Al aferrarnos a nuestras expectativas y deseos sobre cómo debería ser el mundo, nos alejamos de aceptar la realidad tal como es, lo que puede llevar a la decepción y la insatisfacción.

Tu anécdota personal ofrece una valiosa reflexión sobre cómo el ‘Querer Ser’ puede distorsionar nuestra percepción de la realidad y cómo confrontar la verdad puede generar incomodidad y malestar emocional. Al reconocer esta dinámica, podemos cultivar una mayor aceptación y comprensión de la realidad, lo que nos permite vivir con más paz y serenidad.

Gracias por compartir tu experiencia y reflexiones. Es un recordatorio importante de la necesidad de examinar críticamente nuestras percepciones y expectativas para evitar caer en la trampa del ‘Querer Ser’ que puede conducir a la infelicidad.”

 Ella es fanática religiosa y cree firmemente que solo su religión es verdadera

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

Así, es, concordé con la afirmación de ChatGPT, otro riesgo de no examinar críticamente nuestras percepciones y expectativas es caer en el fanatismo, por ejemplo, cuando se llega a creer que se es poseedor de la verdad absoluta en lo religioso, lo moral o lo político, pero desde una perspectiva subjetiva y se trata de imponer a los demás en forma unilateral y arbitraria esa forma de pensar u obrar. Al final esto lleva a la infelicidad al hacer que el fanático choque con el mundo que le rodea, se sentirá aislado y frustrado cuando vea que su posición intransigente genera rechazo en quienes le rodean.

ChatGPT, dijo: “Absolutamente de acuerdo. El fanatismo, ya sea en lo religioso, lo moral, lo político o en cualquier otra área de la vida, puede surgir cuando las personas se aferran de manera intransigente a sus percepciones y creencias sin cuestionarlas críticamente. Esto puede llevar a una visión estrecha y dogmática del mundo, donde se percibe una única verdad y se rechaza cualquier opinión o perspectiva que no se alinee con la propia.

El fanatismo tiende a generar conflictos y divisiones en la sociedad, ya que aquellos que lo practican pueden intentar imponer sus creencias a los demás de manera unilateral y arbitraria, ignorando la diversidad de opiniones y experiencias que existen en el mundo. Esta actitud puede llevar a un distanciamiento de las relaciones interpersonales, ya que el fanático puede sentirse aislado y frustrado al encontrarse con la resistencia o el rechazo de quienes le rodean.

Es importante promover la tolerancia, el respeto y la apertura mental como antídotos contra el fanatismo. Fomentar el diálogo constructivo, la empatía y la capacidad de escuchar y considerar diferentes puntos de vista puede ayudar a construir puentes entre personas con opiniones divergentes y a crear una sociedad más inclusiva y armoniosa.

Gracias por señalar este importante punto. El examen crítico de nuestras percepciones y expectativas no solo nos protege de caer en la trampa del "Querer Ser" que puede conducir a la infelicidad, sino que también nos ayuda a evitar el peligro del fanatismo y sus consecuencias destructivas.”

Le interesa leer: Constituye una de las búsquedas existenciales por excelencia…¿Qué es la felicidad y cómo podemos alcanzarla siguiendo la filosofía de Steve Jobs, combinada con la ciencia? (Nota publicada el 23 de diciembre de 2023)

Compartí con la Inteligencia Artificial, mi interlocutora, una reflexión: hasta ahora hemos visto el Querer Ser desde el punto de vista de aquel que trata de torcer la realidad para hacerla coincidir con su percepción y creencias subjetivas sin cuestionarlas críticamente lo cual puede conducir a la infelicidad, pero hay dos casos donde el Querer Ser no Tiene una forma negativa

ChatGPT respondió “Cierto, el ‘Querer Ser’ no siempre tiene una connotación negativa. En ciertos contextos, puede ser una fuerza positiva y motivadora que impulsa a las personas a alcanzar sus metas y perseguir sus sueños. Aquí hay dos casos donde el ‘Querer Ser’ puede tener una connotación positiva:

Desarrollo personal: El "Querer Ser" puede ser un motor para el crecimiento personal y el autodescubrimiento. Cuando las personas tienen una visión clara de lo que quieren lograr en la vida y se esfuerzan por alcanzarlo, pueden experimentar una sensación de propósito y realización. Este tipo de "Querer Ser" puede inspirar a las personas a superar obstáculos, aprender nuevas habilidades y alcanzar su máximo potencial.

Cambio social: A nivel colectivo, el "Querer Ser" puede ser un catalizador para el cambio social y el progreso. Cuando las personas se unen en torno a una visión compartida de un mundo mejor y trabajan juntas para hacerla realidad, pueden generar un impacto positivo en sus comunidades y en la sociedad en su conjunto. Este tipo de "Querer Ser" puede inspirar movimientos sociales, iniciativas de cambio y esfuerzos de colaboración que promuevan la justicia, la equidad y el bienestar para todos.

En estos casos, el ‘Querer Ser’ se basa en una visión positiva y constructiva del futuro, y puede ser una fuerza poderosa para el crecimiento personal y el cambio social. Es importante distinguir entre el ‘Querer Ser’ que surge de una reflexión crítica y una comprensión profunda de uno mismo y de la realidad, y el ‘Querer Ser’ que surge de una percepción distorsionada o una imposición unilateral de las propias creencias. Cuando el ‘Querer Ser’ se fundamenta en valores como la empatía, la compasión y el respeto, puede ser una fuerza transformadora para el bien.

Asentí imaginariamente a mi interlocutor. Exacto, así es, dije. Existe el Querer Ser del revolucionario y de quien desea auto superarse, este "Querer Ser", se convierte en anhelos altruistas y sueños de cambio y mejoramiento personal y social.

ChatGPT, completó este razonamiento: “Exactamente, has capturado muy bien la esencia del ‘Querer Ser’ en su forma positiva y constructiva. Cuando el ‘Querer Ser’ está impulsado por el deseo de mejorar no solo a uno mismo, sino también a la sociedad en su conjunto, se convierte en una fuerza motivadora para el cambio y el progreso.

El ‘Querer Ser’ del revolucionario y del buscador de la autosuperación puede manifestarse en anhelos altruistas y sueños de cambio y mejoramiento personal y social. Estas aspiraciones están enraizadas en valores como la justicia, la igualdad, la solidaridad y el bienestar común. Se inspiran en una visión de un mundo más equitativo, inclusivo y sostenible, y están impulsadas por el compromiso de trabajar hacia ese objetivo.

Este tipo de ‘Querer Ser’ puede inspirar acciones valientes y transformadoras, como luchar por los derechos humanos, abogar por la igualdad de género, promover la educación y el desarrollo comunitario, o trabajar para proteger el medio ambiente. Es una expresión de la aspiración humana hacia un mundo mejor y más justo, y puede desempeñar un papel crucial en la creación de un futuro más esperanzador para todos.

Es importante reconocer y valorar este aspecto positivo del ‘Querer Ser’, ya que nos recuerda el poder que tienen nuestras aspiraciones y sueños para inspirar cambios significativos en el mundo. Al cultivar y nutrir este tipo de ‘Querer Ser’, podemos contribuir a construir una sociedad más compasiva, inclusiva y resiliente para las generaciones futuras”.

Así es, dije. lo difícil es encontrar un punto de equilibrio para no pasar al Querer Ser negativo. Para evitarlo conviene, como ya antes lo has señalado, examinar críticamente nuestros puntos de vista, percepciones y expectativas, para mantenerlos lo más ajustados a la realidad que se pueda, también debemos ser empáticos, tolerantes y flexibles ante el mundo que nos rodea y mantener la mente abierta ante los cambios que se producen a nuestro alrededor

ChatGPT señaló que: “Exactamente, encontrar un equilibrio entre el ‘Querer Ser’ positivo y el negativo puede ser un desafío, pero es fundamental para nuestro bienestar emocional y para contribuir positivamente al mundo que nos rodea. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudar a mantener ese equilibrio:

Examinar críticamente nuestras percepciones y expectativas: Como mencionaste, es importante cuestionar y evaluar regularmente nuestras creencias y puntos de vista para asegurarnos de que estén alineados con la realidad. Esto nos ayuda a evitar caer en la trampa del ‘Querer Ser’ negativo, donde intentamos distorsionar la realidad para que se ajuste a nuestras expectativas.

Practicar la empatía y la tolerancia: Ser capaces de ponerse en el lugar de los demás y entender sus perspectivas y experiencias puede ayudarnos a desarrollar una mayor comprensión y respeto por la diversidad de opiniones y creencias en el mundo. La empatía y la tolerancia nos ayudan a mantenernos abiertos al diálogo y a la colaboración, en lugar de caer en la cerrazón y el conflicto.

Mantener la mente abierta ante los cambios: El mundo está en constante evolución, y es importante estar dispuestos a adaptarnos y aprender de nuevas experiencias y conocimientos. Mantener una mente abierta nos permite crecer y desarrollarnos como individuos, y nos ayuda a enfrentar los desafíos y oportunidades que se presentan en nuestra vida diaria.

Al cultivar estas habilidades y actitudes, podemos encontrar un punto de equilibrio entre el ‘Querer Ser’ positivo y el negativo, y vivir de manera más armoniosa y satisfactoria”.

Mi pregunta buscaba ir poniendo un punto en el tema que acabábamos de analizar: ¿Crees que hemos analizado a profundidad el "Querer Ser"?

ChatGPT aclaró que “Creo que hemos explorado el concepto del ‘Querer Ser’ desde diferentes ángulos y hemos discutido tanto sus aspectos positivos como sus posibles riesgos. Hemos examinado cómo el ‘Querer Ser’ puede ser una fuerza motivadora para el crecimiento personal y el cambio social, así como también cómo puede llevar a la distorsión de la realidad y a la infelicidad cuando se basa en percepciones subjetivas y expectativas poco realistas.

Además, hemos abordado la importancia de mantener un equilibrio entre el ‘Querer Ser’ positivo y negativo, y hemos discutido algunas estrategias para cultivar una actitud más crítica, empática y flexible hacia nuestras aspiraciones y creencias.

En resumen, si bien siempre hay más aspectos que podríamos explorar y profundizar, creo que hemos realizado un análisis bastante completo del concepto del ‘Querer Ser’ y su relevancia en nuestras vidas”.

Diosa Themis

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

¡Perfecto!, exclamé, ahora quiero que, siempre usando el método dialectico, revisemos el "Deber Ser". ¿Te parece?

ChatGPT concordó: “¡Claro, suena como un plan interesante! El ‘Deber Ser’ es un concepto fundamental en la ética y la moral, y explorarlo desde el método dialéctico puede ayudarnos a comprender mejor sus implicaciones y desafíos. ¿Cómo te gustaría comenzar nuestra exploración del ‘Deber Ser’? ¿Tienes alguna pregunta específica o punto de partida en mente?”

Tras lo cual entre a formular la pregunta que yo consideré más relevante para iniciar nuestro nuevo análisis: ¿Como diferenciamos el "Querer Ser", que ya vimos, del "Deber Ser"?

ChatGPT, respondió la pregunta que formulé: “Para diferenciar el ‘Querer Ser’ del ‘Deber Ser’, es útil comprender sus distintas naturalezas y enfoques:

‘Querer Ser’: El ‘Querer Ser’ se refiere a nuestras aspiraciones, deseos y visiones personales de lo que queremos llegar a ser. Está relacionado con nuestras metas personales, sueños y ambiciones. El ‘Querer Ser’ se basa en nuestras preferencias individuales y puede variar ampliamente de una persona a otra. Por ejemplo, una persona puede querer ser exitosa profesionalmente, mientras que otra puede querer ser una buena madre o padre de familia. El ‘Querer Ser’ está impulsado por nuestros deseos y anhelos personales.

‘Deber Ser’: En cambio, el ‘Deber Ser’ se refiere a las expectativas, normas y obligaciones que se nos imponen desde el exterior, ya sea por la sociedad, la cultura, la religión o la moral. El ‘Deber Ser’ está relacionado con lo que se considera correcto, apropiado o moralmente aceptable según las normas y valores compartidos por una comunidad o grupo social. Implica una obligación o deber moral de cumplir con ciertas normas o estándares de comportamiento. Por ejemplo, el ‘Deber Ser’ puede incluir el respeto a los derechos humanos, la justicia, la honestidad, la lealtad o el cuidado del medio ambiente.

En resumen, mientras que el ‘Querer Ser’ se basa en nuestros propios deseos y aspiraciones personales, el ‘Deber Ser’ se basa en las expectativas y normas sociales que se nos imponen desde el exterior. El ‘Querer Ser’ está relacionado con lo que queremos llegar a ser, mientras que el ‘Deber Ser’ está relacionado con lo que se espera que seamos o hagamos de acuerdo con las normas y valores de nuestra sociedad”.

Un poco sorprendido por la respuesta, le señalé: Recordemos que llegamos a la conclusión que el "Querer Ser" no está relacionado solo con lo que queremos llegar a ser sino con lo que queremos que el mundo que nos rodea sea, por eso llegamos a "torcer" la realidad para ajustarla a nuestras percepciones y expectativa subjetivas, como aquellos que creían ver en el árbol que manaba agua, un milagro

ChatGPT, replanteó su respuesta: “Tienes razón en señalar que el ‘Querer Ser’ no se limita solo a lo que queremos llegar a ser como individuos, sino que también se refiere a nuestras expectativas y deseos sobre cómo queremos que sea el mundo que nos rodea. Esto puede incluir nuestras visiones idealizadas de la realidad y nuestros esfuerzos por ajustarla a nuestras percepciones y expectativas subjetivas, como en el ejemplo del árbol que manaba agua.

En ese sentido, el ‘Querer Ser’ puede manifestarse de diversas formas, tanto a nivel personal como social. Puede estar relacionado con nuestras metas y aspiraciones individuales, así como también con nuestras visiones y deseos colectivos sobre cómo debería ser la sociedad, la cultura o el entorno en el que vivimos.

Por lo tanto, podemos ver que el ‘Querer Ser’ tiene una dimensión tanto individual como social, y puede influir en nuestra percepción y comprensión del mundo que nos rodea. Cuando tratamos de ajustar la realidad a nuestras percepciones y expectativas subjetivas, corremos el riesgo de distorsionarla y de no verla tal como es en realidad, lo que puede llevar a la infelicidad y la frustración cuando nuestras expectativas no se cumplen.

Esta reflexión nos ayuda a comprender mejor cómo el ‘Querer Ser’ puede afectar nuestra forma de interactuar con el mundo y cómo podemos buscar un equilibrio entre nuestras aspiraciones personales y la realidad objetiva para vivir de manera más armoniosa y satisfactoria”.

Habiendo corregido el rumbo de nuestro análisis, reiteré mi pregunta: Así es, y desde ese punto de vista, ¿Como lo diferenciamos del Deber Ser?

Siguiendo esa línea de pensamiento ChatGPT señaló: “Desde ese punto de vista, podemos diferenciar el ‘Querer Ser’ del ‘Deber Ser’ en función de su origen y sus fundamentos:

Origen: El ‘Querer Ser’ tiene su origen en nuestros propios deseos, aspiraciones y percepciones subjetivas sobre cómo queremos que sea el mundo que nos rodea. Surge de nuestras preferencias individuales y de nuestras visiones idealizadas de la realidad. En cambio, el ‘Deber Ser’ tiene su origen en las expectativas y normas sociales que se nos imponen desde el exterior, ya sea por la sociedad, la cultura, la religión o la moral. Se basa en lo que se considera correcto, apropiado o moralmente aceptable según las normas y valores compartidos por una comunidad o grupo social.

Fundamentos: El ‘Querer Ser’ está relacionado con lo que queremos que sea la realidad, en función de nuestras propias percepciones y expectativas subjetivas. Se centra en nuestros deseos y anhelos personales, y puede variar ampliamente de una persona a otra. Por otro lado, el ‘Deber Ser’ está relacionado con lo que se espera que seamos o hagamos de acuerdo con las normas y valores de nuestra sociedad. Implica una obligación o deber moral de cumplir con ciertas normas o estándares de comportamiento, independientemente de nuestras preferencias individuales.

En resumen, mientras que el ‘Querer Ser’ surge de nuestras propias aspiraciones y percepciones subjetivas sobre cómo queremos que sea el mundo, el ‘Deber Ser’ se basa en las expectativas y normas sociales que se nos imponen desde el exterior. El primero está relacionado con lo que queremos que sea la realidad, mientras que el segundo está relacionado con lo que se espera que seamos o hagamos según las normas y valores compartidos por nuestra sociedad”.

Así es, señalé, coincido plenamente contigo. El “Deber Ser” parte de normas y valores más extendidos, compartidos por el cuerpo social, como el no matar, no robar, no mentir, no engañar, etc.

ChatGPT, indicó: “Exactamente, el ‘Deber Ser’ se basa en normas y valores compartidos por el cuerpo social, que suelen estar arraigados en principios éticos y morales fundamentales. Estos incluyen normas como no matar, no robar, no mentir, no engañar, entre otros, que son consideradas esenciales para el funcionamiento armónico de la sociedad y el respeto por la dignidad y los derechos de los demás.

Estas normas y valores suelen estar codificados en leyes, códigos de conducta, tradiciones culturales, enseñanzas religiosas y otras formas de normatividad social. Forman parte del tejido moral que guía el comportamiento humano y establece los límites y expectativas para la interacción entre los individuos en la sociedad.

El cumplimiento del ‘Deber Ser’ implica una obligación moral de respetar y adherirse a estas normas y valores compartidos, incluso cuando entra en conflicto con nuestros deseos y preferencias individuales. A través del cumplimiento de estas normas, se busca promover el bien común, la justicia y el respeto mutuo en la sociedad.

Es importante reconocer la importancia del ‘Deber Ser’ en la construcción de una sociedad ética y justa, donde se promueva el respeto por los derechos y la dignidad de todos los individuos. Al adherirse a estas normas y valores, contribuimos a fortalecer el tejido social y a crear un entorno en el que todos puedan prosperar y vivir en armonía.

¡Perfecto!, exclamé, ahora quiero que, siempre usando el método dialectico, revisemos el Deber Ser

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

Así es, el problema surge cuando una persona cree que el mundo es "lo que debe ser" y se frustra al darse cuenta de que no necesariamente el mundo se ajusta al Deber Ser, indiqué.

ChatGPT, “Exacto, ese es un desafío común que enfrentan muchas personas cuando se enfrentan a la discrepancia entre sus expectativas sobre cómo debería ser el mundo y la realidad de cómo es en realidad. Cuando una persona tiene una visión idealizada del mundo y espera que se ajuste perfectamente al ‘Deber Ser’ en todo momento, puede experimentar frustración, desilusión y estrés cuando se enfrenta a la realidad de que el mundo no siempre cumple con esas expectativas.

Esta discrepancia entre el ‘Deber Ser’ y la realidad puede surgir por diversas razones, como la complejidad y diversidad de la sociedad humana, las limitaciones y falibilidades humanas, y las fuerzas y circunstancias que están fuera de nuestro control. Además, las normas y valores sociales pueden variar de una cultura a otra, lo que puede llevar a conflictos y tensiones cuando se enfrentan diferentes visiones sobre lo que debería ser aceptable o deseable en una sociedad.

Es importante reconocer que el mundo es inherentemente complejo y que rara vez se ajusta perfectamente a nuestras expectativas. Aprender a lidiar con esta discrepancia de manera saludable y constructiva puede implicar ajustar nuestras expectativas, practicar la aceptación y la resiliencia, y buscar maneras de contribuir positivamente al cambio y la mejora en nuestro entorno.

Además, es importante recordar que el ‘Deber Ser’ es un ideal al que aspirar, pero que no siempre se alcanza de manera perfecta en la realidad. Reconocer y aceptar esta realidad puede ayudarnos a encontrar un mayor sentido de paz y satisfacción en nuestras vidas, incluso cuando las cosas no van como esperábamos”.

Así es, asentí. En ocasiones uno escucha a una persona víctima de un robo exclamar con desaliento "¿Pero porque tenía que robarme?, ¿Por qué lo hizo?", cuando la realidad es que, aunque el “Deber Ser” es que nadie robe, El “Ser” dice que hay personas que roban movidas por la codicia, la ambición e incluso la necesidad. Esa discrepancia ente el “Deber Ser” y el “Ser” sume a algunas personas en la frustración y, si no saben manejar esas desilusiones las pueden llevar a la depresión, o, en otros casos, al mostrarse confiados en el “Deber Ser”, terminan siendo víctimas reiterativas de engaños e injusticias

ChatGPT, intervino a su vez: “Exactamente, esa discrepancia entre el ‘Deber Ser’ y el ‘Ser’ puede ser una fuente significativa de estrés, desilusión y frustración para muchas personas. Cuando nos encontramos con situaciones en las que el mundo no se ajusta a nuestras expectativas sobre cómo debería ser, puede resultar difícil aceptar y procesar esa realidad.

En el ejemplo que mencionas, una persona que ha sido víctima de un robo puede experimentar una profunda sensación de injusticia y desaliento al darse cuenta de que el mundo no siempre es como debería ser, según las normas y valores morales. Puede ser difícil aceptar que hay personas que actúan de manera egoísta, codiciosa o maliciosa, y que a veces somos víctimas de sus acciones, a pesar de nuestros mejores esfuerzos por comportarnos de manera ética y cumplir con nuestras obligaciones morales.

Esta discrepancia puede generar sentimientos de impotencia, desconfianza y desesperanza en algunas personas, especialmente si no saben cómo manejar adecuadamente esas desilusiones. Pueden sentirse abrumadas por la sensación de que el mundo es injusto e impredecible, y que no tienen control sobre lo que les sucede.

En otros casos, como mencionas, algunas personas pueden mantener una confianza excesiva en el ‘Deber Ser’, lo que las hace más susceptibles a ser víctimas de engaños, injusticias o abusos. Esta confianza ciega puede llevarlas a ignorar las señales de advertencia o a minimizar los riesgos, lo que las deja vulnerables a ser explotadas o perjudicadas por otros.

En ambos casos, es importante desarrollar habilidades de afrontamiento saludables y construir resiliencia emocional para manejar mejor las discrepancias entre el ‘Deber Ser’ y el ‘Ser’. Esto puede implicar practicar la aceptación, aprender a adaptarse a las circunstancias cambiantes, buscar apoyo social y emocional, y desarrollar una mayor capacidad de discernimiento y autorreflexión sobre nuestras expectativas y creencias sobre el mundo”.

Así es, dije. El apegarse al “Deber Ser” como una regla general también puede conducir a la infelicidad sino se desarrollan habilidades de afrontamiento saludables y construir resiliencia emocional para manejar mejor las discrepancias entre el "Deber Ser" y el "Ser". En este caso también es recomendable ser empáticos para poder tratar de intuir las intenciones de las otras personas, adaptable para poder ajustar nuestro comportamiento al Ser, siendo un poco desconfiados y muy resilientes.

Mi interlocutor ChatGPT reflexionó: “Exactamente, el apego rígido al ‘Deber Ser’ sin flexibilidad ni capacidad de adaptación puede ser una fuente de infelicidad y sufrimiento cuando nos enfrentamos a las discrepancias entre nuestras expectativas y la realidad. Desarrollar habilidades de afrontamiento saludables y construir resiliencia emocional son pasos importantes para manejar estas discrepancias de manera efectiva y evitar caer en la desesperación o la frustración.

Ser empáticos nos permite comprender mejor las motivaciones y circunstancias de los demás, lo que puede ayudarnos a manejar las situaciones difíciles con mayor comprensión y compasión. La empatía nos permite ver más allá de nuestras propias perspectivas y reconocer la humanidad en los demás, incluso cuando sus acciones no cumplen con nuestras expectativas.

Ser adaptables nos permite ajustar nuestro comportamiento y nuestras expectativas a medida que cambian las circunstancias, lo que nos ayuda a enfrentar los desafíos de manera más efectiva y a encontrar soluciones creativas a los problemas. La capacidad de adaptación nos permite fluir con los cambios en lugar de resistirnos a ellos, lo que puede reducir el estrés y la ansiedad asociados con la discrepancia entre el ‘Deber Ser’ y el ‘Ser’.

Ser un poco desconfiados nos ayuda a protegernos de posibles engaños o abusos, pero también es importante equilibrar esta desconfianza con una actitud abierta y receptiva hacia los demás. La confianza excesiva puede hacernos vulnerables, pero la desconfianza excesiva puede aislarnos y dificultar nuestras relaciones interpersonales.

Y finalmente, ser muy resilientes nos permite recuperarnos de las dificultades y los contratiempos con fortaleza y determinación. La resiliencia nos ayuda a mantenernos firmes ante los desafíos y a seguir adelante a pesar de las adversidades, lo que nos permite superar las discrepancias entre nuestras expectativas y la realidad con mayor facilidad”.

Equilibrio

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

”En resumen, cultivar estas habilidades y actitudes nos ayuda a navegar mejor las discrepancias entre el ‘Deber Ser’ y el ‘Ser’, y nos permite encontrar mayor equilibrio, satisfacción y bienestar en nuestras vidas”, concluyó ChatGPT.

A reglón seguido, me manifesté totalmente de acuerdo con lo dicho por la Inteligencia Artificial, y agregué: Ahora, ¿Crees que hemos analizado el Deber Ser desde todos los puntos de vista?

ChatGPT dijo que: “Creo que hemos explorado el concepto del ‘Deber Ser’ desde varios ángulos y hemos discutido sus implicaciones y desafíos en profundidad. Hemos examinado cómo el ‘Deber Ser’ se relaciona con las normas y valores sociales, cómo puede influir en nuestras expectativas y percepciones sobre el mundo, y cómo puede afectar nuestra experiencia de felicidad y satisfacción.

Además, hemos discutido las posibles consecuencias de aferrarse rígidamente al ‘Deber Ser’ sin flexibilidad ni capacidad de adaptación, así como la importancia de desarrollar habilidades de afrontamiento saludables y construir resiliencia emocional para manejar las discrepancias entre nuestras expectativas y la realidad.

Sin embargo, siempre hay más aspectos que podríamos explorar y profundizar, y el ‘Deber Ser’ es un concepto complejo que puede ser abordado desde diferentes perspectivas”, concluyó.

Llegó el momento para el siguiente paso, y así se lo hice saber: Perfecto, gracias. ¿Te parece bien si hablamos ahora del Ser?

ChatGPT se mostró conforme con mi sugerencia: “¡Por supuesto! El concepto del ‘Ser’ es fundamental en la filosofía y la reflexión humana, y explorarlo puede ofrecernos una comprensión más profunda de la naturaleza de la existencia y la realidad. ¿Cómo te gustaría comenzar nuestra discusión sobre el ‘Ser’? ¿Tienes alguna pregunta específica o punto de partida en mente?”

El mundo al otro lado del espejo

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

Habiendo aclarado que son el “Querer Ser” y el “Deber Ser”, ¿Como reconocemos el “Ser”? ¿Qué es el “Ser”?

ChatGPT señaló que: “El concepto del ‘Ser’ es uno de los pilares fundamentales de la filosofía y ha sido objeto de reflexión y debate a lo largo de la historia. En su sentido más amplio, el ‘Ser’ se refiere a la existencia misma, a la realidad última de las cosas, tanto físicas como metafísicas.

Reconocer el ‘Ser’ implica comprender la naturaleza de la existencia y la realidad en sí misma, más allá de nuestras percepciones subjetivas o nuestras expectativas sobre cómo debería ser el mundo. Es reconocer que las cosas simplemente ‘son’, independientemente de nuestros deseos, creencias o interpretaciones.

En la filosofía occidental, el ‘Ser’ ha sido objeto de estudio desde los tiempos de los antiguos filósofos griegos como Parménides y Platón, quienes reflexionaron sobre la naturaleza del ser y su relación con el mundo fenoménico. Para Parménides, el ‘Ser’ era eterno, inmutable y unitario, mientras que, para Platón, el ‘Ser’ estaba vinculado a las formas perfectas e inmutables que subyacen a la realidad sensible.

En la filosofía oriental, especialmente en tradiciones como el budismo y el hinduismo, el concepto de ‘Ser’ también ha sido objeto de profunda reflexión. En estas tradiciones, el ‘Ser’ está relacionado con la idea de la conciencia primordial o la naturaleza última de la realidad, que trasciende las categorías del pensamiento conceptual y la dualidad sujeto-objeto.

En resumen, el ‘Ser’ puede entenderse como la realidad última de las cosas, más allá de nuestras percepciones y concepciones. Reconocer el ‘Ser’ implica contemplar la naturaleza de la existencia en sí misma y explorar las preguntas fundamentales sobre quiénes somos, qué es la realidad y cuál es nuestro lugar en el universo”.

Fue así como indagué: ¿Sería correcto decir que el Ser es la materia sustancial que se encuentra detrás de los objetos y cosas que percibimos con nuestros sentidos y filtramos con nuestro entendimiento basado en las experiencias acumuladas a lo largo de nuestras vidas?

ChatGPT indicó a su vez que: “Tu descripción aborda una interpretación específica del ‘Ser’, que se relaciona con la idea de una realidad subyacente o una sustancia fundamental que existe más allá de las apariencias fenoménicas. En esta perspectiva, el ‘Ser’ se considera como la esencia última de las cosas, que trasciende las percepciones sensoriales y las interpretaciones subjetivas.

Desde esta visión, el ‘Ser’ podría entenderse como la realidad subyacente que está detrás de los objetos y fenómenos que percibimos a través de nuestros sentidos. Esta realidad subyacente podría ser concebida como una sustancia fundamental, una energía primordial o una conciencia cósmica, dependiendo de la tradición filosófica o espiritual a la que se adhiera.

Sin embargo, es importante señalar que el concepto de ‘Ser’ es complejo y puede ser interpretado de diversas maneras según el contexto filosófico, cultural o religioso. Además, algunas corrientes filosóficas cuestionan la idea de una realidad subyacente o sustancial detrás de las apariencias fenoménicas, y sugieren que el ‘Ser’ puede ser entendido de manera más abstracta o incluso como una noción relativa.

En resumen, si bien tu descripción ofrece una interpretación particular del ‘Ser’ como una realidad sustancial detrás de las apariencias fenoménicas, es importante reconocer que hay diferentes perspectivas sobre este concepto y que su significado puede variar según el contexto y la tradición filosófica”.

Así es, dije, y agregué que quisiera, para ilustración de quien nos lea en el futuro, aclarar que mi definición del Ser se basa en las limitaciones de nuestros sentidos (percepciones) y entendimiento (basado en las experiencias acumuladas), y para ello, como ejemplo, pongo los colores. Los colores no existen en el mundo que nos rodea, se trata es de la interpretación que nuestro cerebro hace de la información que nuestro sentido de la vista hace llegar y que se refiere a las diferentes formas en que la luz refleja en los objetos. Según la longitud de onda con que la luz se releje en un objeto, el cerebro termina interpretándolo como un color.

ChatGPT puntualizó: “Tu explicación sobre los colores y cómo nuestro cerebro interpreta la información sensorial es un excelente ejemplo para ilustrar la naturaleza del ‘Ser’ y la relación entre la percepción y la realidad. Los colores son un fenómeno perceptual que surge de la interacción entre la luz y la materia, y son el resultado de la forma en que nuestros sentidos interpretan y procesan la información visual.

En realidad, los objetos en el mundo físico no tienen color inherente en sí mismos; en cambio, el color que percibimos depende de la forma en que la luz interactúa con ellos y cómo esta información es interpretada por nuestro sistema visual. La luz blanca contiene una mezcla de diferentes longitudes de onda, y cuando incide sobre un objeto, algunas longitudes de onda son absorbidas y otras son reflejadas. Nuestro cerebro interpreta estas diferencias en las longitudes de onda como diferentes colores.

Este ejemplo destaca cómo nuestras percepciones están condicionadas por la manera en que nuestro sistema sensorial interpreta la información del mundo que nos rodea. En este sentido, el ‘Ser’ puede entenderse como la realidad subyacente que existe más allá de nuestras percepciones y experiencias subjetivas. Es la naturaleza última de las cosas, que trasciende las categorías y las interpretaciones humanas.

Al comprender que nuestras percepciones son construcciones mentales que pueden variar de una persona a otra y que están sujetas a nuestras limitaciones sensoriales y cognitivas, podemos empezar a apreciar la complejidad y la relatividad de la realidad. Esto nos lleva a cuestionar nuestras propias interpretaciones y a ser más conscientes de la diversidad de experiencias y perspectivas que existen en el mundo”.

Así es, reforcé el concepto, los daltónicos son un ejemplo de esta subjetividad de la realidad, dije.

ChatGPT, dijo: “Exactamente, el daltonismo es un ejemplo destacado de cómo la percepción del color puede variar de una persona a otra debido a diferencias en la capacidad de discernir ciertas longitudes de onda de luz. Las personas con daltonismo tienen dificultades para distinguir ciertos colores debido a anomalías en los receptores de color en sus ojos, lo que puede afectar su capacidad para percibir la realidad visual de la misma manera que las personas con visión normal.

Este fenómeno ilustra cómo nuestras percepciones sensoriales pueden ser subjetivas y estar influenciadas por factores individuales, como la genética, la fisiología y la experiencia personal. Lo que una persona ve como ‘verde’, por ejemplo, puede parecer diferente para alguien con daltonismo, lo que subraya la relatividad de la experiencia perceptual y la importancia de reconocer la diversidad de perspectivas en nuestra comprensión del mundo.

El daltonismo también nos recuerda la necesidad de tener en cuenta las diferencias individuales y respetar la diversidad en nuestras interacciones sociales y culturales. Al ser conscientes de las limitaciones de nuestra propia percepción y de las experiencias únicas de los demás, podemos fomentar una mayor comprensión, empatía y respeto mutuo en nuestras relaciones y en la sociedad en general”.

La paz está en aceptar la realidad, no en renunciar a los sueños

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

Y esto, dije, como lo señalaste, nos lleva a muchas interpretaciones del “Ser”, es decir, de la realidad, lo cual nos puede hacer pensar que hay varías realidades, y esto nos remite a la consciencia

ChatGPT, concordó con esto: “Exactamente, la diversidad de interpretaciones del ‘Ser’ y la realidad subraya la complejidad y la relatividad de nuestra comprensión del mundo. Este reconocimiento nos lleva a considerar la noción de que puede haber múltiples ‘realidades’ o formas de experimentar y entender el mundo, dependiendo de factores como la cultura, la historia, las creencias individuales y las experiencias personales.

La consciencia juega un papel crucial en esta comprensión, ya que es a través de la consciencia que interpretamos y damos sentido a nuestra experiencia del mundo. La consciencia nos permite ser conscientes de nosotros mismos y de nuestro entorno, y nos brinda la capacidad de reflexionar, discernir y tomar decisiones informadas sobre cómo interactuar con el mundo que nos rodea.

Sin embargo, la consciencia también es inherentemente subjetiva y puede variar de una persona a otra, lo que significa que cada individuo puede tener su propia perspectiva única de la realidad. Esto puede dar lugar a una multiplicidad de interpretaciones y comprensiones del ‘Ser’, cada una válida desde la experiencia y el punto de vista de cada individuo.

En este sentido, la consciencia nos invita a explorar y cuestionar nuestras propias percepciones y creencias sobre el mundo, así como a mantener una mente abierta y receptiva a las perspectivas y experiencias de los demás. Al hacerlo, podemos ampliar nuestra comprensión de la realidad y fomentar un mayor sentido de conexión y empatía con los demás en nuestra búsqueda compartida de significado y comprensión en el universo”.

Asentí y dije: Totalmente de acuerdo y, además, esto que has dicho sobre el ‘Ser’, encaja perfectamente con lo que concluimos sobre el ‘Querer Ser’ y el ‘Deber Ser’ y, en últimas nos lleva a un concepto: Relatividad

ChatGPT, dijo a su vez que: “Exactamente, la noción de relatividad es fundamental en la comprensión de conceptos como el ‘Ser’, el ‘Querer Ser’ y el ‘Deber Ser’, así como en nuestra percepción y comprensión del mundo en general. La relatividad nos invita a reconocer que nuestras experiencias, interpretaciones y juicios sobre la realidad son inherentemente subjetivos y están influenciados por una variedad de factores individuales y contextuales.

En el contexto del ‘Ser’, la relatividad nos recuerda que nuestra comprensión de la realidad es limitada y condicionada por nuestra percepción sensorial, nuestra capacidad cognitiva y nuestras experiencias personales. Lo que percibimos como ‘realidad’ puede variar de una persona a otra, y puede estar sujeto a interpretaciones y comprensiones diversas y a menudo subjetivas.

En relación con el ‘Querer Ser’ y el ‘Deber Ser’, la relatividad nos lleva a reconocer que nuestras expectativas, deseos y normas morales son también subjetivas y están influenciadas por una variedad de factores individuales y culturales. Lo que consideramos como deseable o correcto puede variar según nuestras creencias, valores y experiencias únicas, y puede estar sujeto a reinterpretaciones y reevaluaciones a lo largo del tiempo y en diferentes contextos.

En última instancia, la noción de relatividad nos invita a mantener una actitud de apertura, humildad y flexibilidad en nuestra búsqueda de comprensión y significado en el mundo. Reconocer la relatividad de nuestras percepciones y creencias nos permite adoptar una perspectiva más amplia y comprensiva, y nos ayuda a cultivar una mayor empatía y respeto hacia las diversas experiencias y perspectivas que existen en la sociedad humana”.

Alicia

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/.

En la medida que, como dijiste, seamos conscientes de que la noción de relatividad nos invita a mantener una actitud de apertura, humildad y flexibilidad en nuestra búsqueda de comprensión y significado en el mundo podremos evitar que todo esto nos llevé a la infelicidad, señalé. Y aquí, vuelve a tener sentido el Koan Zen: Contemplación es sentarte a ver el lago, sin tocar el agua, porque si la tocas la estas alterando, la estas modificando, por eso la inacción es la mejor forma de contemplación. Pero esto no se debe confundir con una ausencia de anhelos, sueños o deseos de superación y mejoramiento personal y social, sino como un llamado a explorar y cuestionar nuestras propias percepciones y creencias sobre el mundo, así como a mantener una mente abierta y receptiva a las perspectivas y experiencias de los demás, dije.

ChatGPT asintió “Exactamente, la noción de relatividad nos invita a encontrar un equilibrio entre la acción y la contemplación, entre nuestros deseos y anhelos personales y la aceptación de la realidad tal como es. Si bien es importante tener metas y aspiraciones que nos impulsen hacia el crecimiento personal y social, también es crucial reconocer los límites de nuestra comprensión y la relatividad de nuestras percepciones.

La idea de contemplar el lago sin alterarlo nos recuerda la importancia de adoptar una postura de humildad y apertura frente a la realidad, y de reconocer que nuestras acciones y juicios pueden influir en nuestro entorno de maneras que no siempre comprendemos completamente. Esto no significa renunciar a nuestros deseos o aspiraciones, sino más bien abrazar la incertidumbre y la complejidad del mundo y estar dispuestos a aprender y crecer a partir de nuestras experiencias.

Al mantener una actitud de apertura y receptividad hacia las perspectivas y experiencias de los demás, podemos enriquecer nuestra comprensión del mundo y fomentar un mayor sentido de conexión y empatía con los demás. Al mismo tiempo, al ser conscientes de la relatividad de nuestras propias percepciones y creencias, podemos evitar caer en la trampa del egoísmo, la rigidez mental y la intolerancia, que pueden conducir a la infelicidad y al sufrimiento.

En última instancia, encontrar un equilibrio entre la acción y la contemplación, entre el deseo y la aceptación, nos permite navegar por el mundo con mayor sabiduría y compasión, y nos ayuda a cultivar una vida más plena y significativa”.

Crees que hemos cumplido con nuestro objetivo inicial de responder a la pregunta: ¿Por qué pueden nuestros deseos hacernos infelices?, dije.

ChatGPT, concordó: “Creo que hemos abordado de manera exhaustiva y reflexiva la pregunta inicial sobre por qué nuestros deseos pueden llevarnos a la infelicidad. Hemos explorado diversos aspectos relacionados con la naturaleza de los deseos, las expectativas, y cómo estas pueden chocar con la realidad, así como las implicaciones filosóficas y psicológicas detrás de estos fenómenos.

Hemos examinado cómo el ‘Querer Ser’ puede llevarnos a distorsionar nuestra percepción de la realidad y generar insatisfacción cuando nuestras expectativas no se cumplen. Del mismo modo, hemos discutido cómo aferrarnos rígidamente al ‘Deber Ser’ puede generar frustración cuando la realidad no coincide con nuestras normas y valores.

Además, hemos explorado la importancia de la consciencia y la relatividad en nuestra comprensión del mundo, y cómo adoptar una actitud de apertura, humildad y flexibilidad puede ayudarnos a evitar caer en la trampa del descontento y la infelicidad.

En resumen, creo que hemos cumplido con nuestro objetivo inicial al proporcionar una perspectiva amplia y profunda sobre la relación entre nuestros deseos y la infelicidad, y al ofrecer reflexiones y recomendaciones prácticas para abordar este tema de manera constructiva y enriquecedora”.

Con información de: ChatGPT.

Enlaces y temas relacionados con el Meta Tag “Lógica, Filosofía, Ciencia, Actualidad, Gente, Sociedad, Interesante” sugeridos por el editor:

 Se trata de un nuevo trabajo basado en la teoría de la Reducción Objetiva Orquestada…Una controvertida teoría afirma que la conciencia podría existir como una onda cuántica que conecta con el universo

Se trata de un nuevo trabajo basado en la teoría de la Reducción Objetiva Orquestada…Una controvertida teoría afirma que la conciencia podría existir como una onda cuántica que conecta con el universo (Nota publicada el 24 de octubre de 2023)

 Se trata de una mezcla de rojo y blanco, varía en tonalidades desde un pálido hasta el más intenso, pero…Ni pantera rosa ni elefantes rosados, los colores no existen en el mundo real

Se trata de una mezcla de rojo y blanco, varía en tonalidades desde un pálido hasta el más intenso, pero…Ni pantera rosa ni elefantes rosados, los colores no existen en el mundo real (Nota publicada el 18 de enero de 2024)

Agitemos un poco las neuronas…El gran reto mental que pondrá a prueba tus conocimientos

Agitemos un poco las neuronas…Acepta el gran reto mental que pondrá a prueba tus conocimientos

Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:



Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.

Licencia Creative Commons
Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.

Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes está destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre, pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.