ACCION 13 Noticias

Tu privacidad es importante para nosotros y por eso hemos tomado medidas para evitar que sea comprometida y solo usamos Cookies de empresas partner que ofrecen garantías y son seguras.

Si continúas navegando por este sitio estarás aceptándolo así y nosotros nos comprometemos a no usar absolutamente ningún código o proceso que pueda afectar esa confianza depositada en nosotros.

Para más información, por favor consulte nuestra Política de Privacidad.

Se trata de un nuevo trabajo basado en la teoría de la Reducción Objetiva Orquestada…
Una controvertida teoría afirma que la conciencia podría existir como una onda cuántica que conecta con el universo
El equipo liderado por el físico y profesor de oncología Jack Tuszynski realizó el experimento

Bogotá D.C., 24 de octubre de 2023. Sala de Redacción de ACCIÓN 13 Noticias. Un reciente trabajo liderado por el físico y profesor de oncología Jack Tuszynski, quién realizó un experimento con un modelo computacional de un microtúbulo, parece haber demostrado que el cerebro no está demasiado caliente ni húmedo para que la conciencia exista como una onda cuántica que conecta con el resto del universo, aunque su teoría ha recibido varias críticas.

Una controvertida teoría afirma que la conciencia podría existir como una onda cuántica que conecta con el universo

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/

La conciencia definida como el conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones, o la capacidad de algunos seres vivos de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella o, aquella facultad psíquica por la que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo, es un tema apasionante que ha ocupado a los filósofos y a los científicos desde hace mucho tiempo. Hasta ahora no hay un acuerdo sobre donde reside la conciencia, por ejemplo, o como funciona, así que podemos afirmar que existen muchas teorías sobre ella.

Antes de entrar en materia, es importante señalar que, en la década de los años 90, el físico matemático británico Roger Penrose, profesor emérito de Matemáticas en la Universidad de Oxford, en colaboración con Stuart Hameroff, anestesista y profesor de la Universidad de Arizona, desarrolló una teoría conocida como la 'reducción objetiva orquestada' (Orch-OR)

Esta teoría sugiere que la conciencia y la percepción pueden estar relacionadas con procesos cuánticos que ocurren en las estructuras microscópicas dentro de las neuronas, en particular, en las proteínas que forman los microtúbulos celulares. Orch-OR postula que la conciencia emerge de la orquestación de eventos cuánticos en estas estructuras celulares.

En resumen, Orch-OR es una teoría que explora la posibilidad de que la conciencia tenga una base cuántica y que los procesos cuánticos en el interior de las neuronas, especialmente en los microtúbulos, desempeñen un papel fundamental en la generación de la conciencia. Sin embargo, es importante destacar que esta teoría ha generado un debate significativo en la comunidad científica y no cuenta con un amplio consenso.

Le interesa leer: Un universo sin tiempo, la última teoría de Stephen Hawking (Nota publicada el 13 de septiembre de 2023)

Ahora bien, desmenuzando estos conceptos para hacer más llana esta información, tenemos que Los microtúbulos son estructuras celulares formadas por polímeros proteicos, de 25 nm de diámetro exterior y unos 12 nm de diámetro interior, con longitudes que varían entre unos pocos nanómetros a micrómetros, que se originan en el Centro organizador de microtúbulos (MTOC) y que se extienden a lo largo de todo el citoplasma. Se hallan con diferentes características en las células eucariotas y en las procariotas. Están formados por la polimerización de un dímero de dos proteínas globulares, la tubulina alfa y la tubulina beta.

Los microtúbulos intervienen en diversos procesos celulares que involucran desplazamiento de vesículas de secreción, movimiento de orgánulos, transporte intracelular de sustancias, así como en la división celular (mitosis y meiosis) y que, junto con los microfilamentos y los filamentos intermedios, forman el citoesqueleto. Además, constituyen la estructura interna de los cilios y los flagelos.

Haciendo un paréntesis, debemos anotar que “El citoesqueleto de la neurona, estructuralmente hablando, no es muy distinto al de cualquier otra célula, poseyendo microtúbulos, filamentos intermedios y filamentos de actina.”, según señala Nahum Montagud Rubio, en su escrito “Citoesqueleto de la neurona: partes y funciones”, publicado en Psicología y Mente.

Lo que Penrose y Hameroff sugieren es que la conciencia se origina en un nivel más profundo, de actividades cuánticas más pequeñas, presentes en las neuronas. Combina enfoques de biología molecular, neurociencia, física cuántica, farmacobiología, filosofía, información y comunicación cuántica, y gravedad cuántica.

Se trata de un nuevo trabajo basado en la teoría de la Reducción Objetiva Orquestada

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/

La teoría Orch-OR postula que la conciencia está basada en "procesos cuánticos no computables" realizados por "qbits", formados colectivamente en microtúbulos celulares, un proceso amplificado significativamente en las neuronas.5 Los qbits están basados en dipolos oscilantes que forman anillos de resonancia en patrones helicoidales superpuestos, a lo largo de un entramado de microtúbulos. Las oscilaciones pueden ser eléctricas, debido a la separación de las cargas por las fuerzas de London, o (más favorablemente) magnéticas, debido al espín del electrón, y posiblemente también debido a spins nucleares (los cuales pueden permanecer aislados por periodos más largos) que ocurren en los rangos de frecuencia de Gigahertz, Megahertz, y kilohertz.

Sin embargo, la teoría de Penrose y Hameroff fue debatida en una forma relativamente simplista cuando se señaló como “Los esfuerzos por recrear la coherencia cuántica -mantener las partículas cuánticas como parte de una onda en lugar de descomponerse en partículas discretas y mensurables- sólo funcionaban en entornos muy fríos y controlados. Si se sacan las partículas cuánticas de ese entorno, la onda se rompe y quedan partículas aisladas. El cerebro no es frío y controlado; es bastante cálido, húmedo y blando. Por tanto, la conciencia no podría permanecer en superposición en el cerebro. Las partículas del cerebro no podían conectarse con el universo.”, (Susan Lahey, Unos científicos afirman que tu conciencia puede conectar con todo el universo, https://www.esquire.com/)

Le interesa leer: La ciencia lo dice: realmente usamos el 100 por ciento del cerebro (Nota publicada el 16 de agosto de 2023)

Sin embargo, la ciencia no se detiene, y los avances en biología cuántica, una rama de la biología que estudia procesos que ocurren en seres vivos y que se basan en efectos característicos de la mecánica cuántica, como la superposición de estados, la coherencia cuántica o el efecto túnel, indican que los seres vivos utilizan propiedades cuánticas, a pesar de no ser fríos y controlados.

Un ejemplo notable es la fotosíntesis, que permite a las plantas capturar la energía de los fotones, que son partículas cuánticas de luz. Cuando la luz incide en la planta, desencadena la formación de un excitón que transporta la energía hasta el centro de reacción de la planta, donde puede ser almacenada. Este proceso ocurre en un entorno que dista de ser frío y controlado.

En este contexto, entra en escena Jack Tuszyński, un profesor polaco de oncología y física. Realizó un experimento utilizando un modelo computacional de un microtúbulo. Su equipo simuló lo que sería el efecto de la luz incidiendo en un microtúbulo, de manera análoga a cómo un fotón envía un excitón a través de una estructura vegetal.

El equipo de Tuszynski llevó a cabo simulaciones en las que enviaron fluorescencia de triptófano, que son fotones de luz ultravioleta no visibles para el ojo humano, a los microtúbulos. En una entrevista reciente, Tuszynski informó que, en 22 experimentos independientes, las excitaciones del triptófano generaron reacciones cuánticas que se mantuvieron durante un lapso de hasta cinco nanosegundos. Este período es miles de veces más largo de lo que se esperaría para la coherencia en un microtúbulo y es suficiente para llevar a cabo las funciones biológicas necesarias.

 El físico y profesor de oncología Jack Tuszynski, realizó recientemente un experimento con un modelo computacional de un microtúbulo

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/

En resumen, “enfocar la luz hacia los microtúbulos y medir el tiempo que demoran en emitirla es un indicador indirecto de la estabilidad de ciertos estados cuánticos postulados", explica Tuszynski, agregando que "lo cual es fundamental para la teoría que sugiere que estos microtúbulos pueden albergar superposiciones cuánticas coherentes que podrían estar relacionadas con la mente o la conciencia". En resumen, se plantea que el cerebro no presenta condiciones demasiado cálidas o húmedas como para permitir la existencia de la conciencia en forma de una onda que se conecta con el universo."

Así las cosas, dándole un nuevo aire a la teoría de Penrose y Hameroff, lo que el trabajo adelantado por el equipo de Tuszynski viene a señalar es que la conciencia es una onda cuántica que atraviesa estos microtúbulos y que está conectada al universo.

La teoría de Penrose y Hameroff, junto con el trabajo del equipo de Tuszynski, plantea la idea de que la conciencia podría estar relacionada con procesos cuánticos que ocurren en los microtúbulos, estructuras celulares presentes en las neuronas. La hipótesis es que estos procesos cuánticos podrían dar lugar a una forma de "conexión" o "interacción" entre la conciencia y el universo en el nivel cuántico.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta es una teoría especulativa y controvertida en la comunidad científica, y no ha sido ampliamente aceptada ni respaldada por evidencia sólida. La noción de una conciencia "unida al universo" en un sentido cuántico es abstracta y desafiante de comprender debido a la naturaleza compleja de los fenómenos cuánticos.

En términos de cómo funcionaría, la idea se basa en la posibilidad de que la conciencia tenga una base cuántica y que los procesos cuánticos en los microtúbulos permitan una especie de "conexión" con eventos cuánticos en el universo en su conjunto. Sin embargo, los detalles precisos de cómo esto ocurriría aún no se han aclarado y siguen siendo objeto de especulación y debate.

 La Teoría de Conjuntos Invariantes como una explicación del mundo cuántico

Imagen ilustrativa creada por Inteligencia Artificial. Foto crédito: https://playgroundai.com/

Y ahora es el turno del Dr. Timothy Palmer, un físico matemático de Oxford con una afinidad por las teorías de Roger Penrose, quien propone la Teoría de Conjuntos Invariantes como una explicación del mundo cuántico. Según esta teoría, la conciencia cuántica se deriva de la forma en que el universo opera en un "espacio de estados" con una geometría fractal particular. En esencia, esto implica que nuestro universo y otros comparten caminos fractales y se influyen mutuamente. Esto se basa en el concepto del "Atractor Extraño", que se refiere a cómo pequeñas diferencias en las condiciones iniciales pueden llevar a resultados muy diferentes en sistemas complejos, como el clima.

El Dr. Timothy Palmer, sugiere que nuestra experiencia de libre albedrío y la sensación de una conciencia que va más allá de nosotros mismos podrían ser el resultado de la conciencia de otros universos que comparten un espacio de estados similar. Esto se relaciona con el concepto de que nuestras elecciones y acciones podrían estar relacionadas con otras versiones de nosotros en universos paralelos.

Palmer plantea la idea de que el universo puede ser como una pista con trayectorias fractales, y nuestra conciencia podría ser solo una de esas trayectorias, una forma de navegar a lo largo de un atractor extraño. Esto podría explicar cómo experimentamos la conciencia, el libre albedrío y nuestra conexión con un universo más amplio.

En resumen, la teoría de Palmer sugiere que la conciencia podría estar vinculada a la estructura del universo en un nivel cuántico, y que nuestras experiencias individuales están relacionadas con otras versiones de nosotros en un contexto cósmico más amplio. Esta perspectiva abre un nuevo camino para comprender la naturaleza de la conciencia en relación con la geometría y la física del universo.

En última instancia, es importante reconocer que la relación entre la mecánica cuántica y la conciencia es un área de investigación altamente compleja y teórica, y aún no se ha llegado a una comprensión definitiva de cómo podrían estar relacionadas. La mayoría de las teorías en este campo se encuentran en las etapas iniciales de desarrollo y requerirán más investigación y evidencia para ser plenamente comprendidas, pero estas nuevas teorías abren nuestra mente a escenarios asombrosos y fascinantes.

Con información de: https://dle.rae.es/, https://www.esquire.com/, https://en.wikipedia.org/, https://apps.ualberta.ca/, https://www.cambio16.com/, https://www.abc.es/, https://closertotruth.com/, https://psicologiaymente.com/, https://www.academia.edu/, Chat GPT.

Enlaces y temas relacionados con el Meta Tag “Premio Nobel de Física Roger Penrose, Anestesista Stuart Hameroff, Teoría de la Reducción Objetiva Orquestada, Orch OR” sugeridos por el editor:

 Descripción de la imagen

La apuesta sobre la consciencia que tras 25 años parece tener una solución (Nota publicada el 01 de agosto de 2023)

 1899 la nueva serie de Netflix que te pondrá a dudar de si vivimos en una simulación

1899 la nueva serie de Netflix que te pondrá a dudar de si vivimos en una simulación (Nota publicada el 03 de diciembre de 2022)

Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:



Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.

Licencia Creative Commons
Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.

Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes está destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre, pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.